Guía

Si usted no es lingüista, encargar traducciones puede resultar una tarea frustrante. Con la información de esta guía, espero ayudarle.

¿Sabía que un traductor trabaja con documentos escritos? El intérprete, por el contrario, trabaja de forma oral en conferencias, mesas redondas, reuniones, etc.

¿Traductor o intérprete?

Hay profesionales que son traductores e intérpretes, pero no todos los son. El término colectivo en el registro coloquial de estos profesionales es «traductor», de ahí la confusión.

Defina lo que realmente necesita

Su texto es para publicarlo o es un borrador interno, en definitiva, ¿qué grado de calidad necesita?

Haga una estimación de cuántas personas leerán su texto o comunicado (nota de prensa en el ámbito nacional, memorándum interno para un grupo de 30 personas, vídeo corporativo que verán miles de personas). 

¿Cómo afectaría una traducción defectuosa a su imagen corporativa, o, aún peor, a su responsabilidad legal?

La traducción es un sector fragmentado en nichos. Incluso el nicho más exigente «para publicación» comprende un amplio espectro de servicios y proveedores, con una gama igualmente amplia de precios. El traductor que le ha entregado un trabajo perfecto al traducir sus manuales de software no es necesariamente el más adecuado para traducir su vídeo corporativo.

Cuidado con los temas especializados

Cuanto más técnico sea su tema, más importante será que sus traductores lo dominen completamente. Un texto sobre farmacología lo traducirá mil veces mejor un profesional que conozca esta rama de la ciencia por su formación académica y experiencia, que un traductor generalista o especializado en Derecho. Muchos traductores aportan, además de su título y experiencia como traductor, otras licenciaturas o grados de formación muy valiosos. En mi caso, soy higienista bucodental en ejercicio, entre otros (consulte mi curriculum vitae).

Reduzca en lo posible la cantidad de palabras que haya que traducir

En lugar de traducir ciegamente los documentos en su totalidad, decida junto con el destinatario del texto (la filial o su equipo de ventas) qué información se necesita realmente.

Compruebe también si ya tiene partes del texto o documentos similares traducidos. En este caso, mándeselos como referencia al traductor, que le dirá si es factible adaptar o revisar el texto existente, con el consiguiente ahorro de tiempo y dinero. 

Los traductores facturan estos trabajos de adaptación, corrección o incluso de recopilación terminológica por horas. Le darán su presupuesto normalmente sin compromiso. Consúlteme sin compromiso, estaré encantada de estudiar su caso.

¿Qué idioma hablan sus lectores?

¿Español para clientes de España o de México? Póngase en contacto con sus socios extranjeros para averiguar con precisión lo que se necesita.

El perfil del lector es muy importante, condicionará el registro de la traducción, que será coloquial, formal, etc. ¿Quiere el texto para médicos o personal sanitario, o para pacientes? Esta información se la debe trasladar al traductor para que la tenga en cuenta. Yo siempre lo consulto, si no está claro.

Búsqueda del traductor

Los folletos deslumbrantes y los argumentos de venta son una cosa, y las habilidades reales son otra. 

Pida a sus posibles proveedores de servicios de traducción muestras de su trabajo, no sólo datos generales de su experiencia y testimonios de sus clientes, sino también algunos textos que hayan traducido ellos mismos. Aquí puede consultar algunas de mis traducciones publicadas del alemán al español.

Enseñe estas muestras de traducción a un hablante nativo de confianza y experto en la materia (tal vez de una filial o socio extranjero) para que le dé su opinión.

Los traductores profesionales redactan textos que se leen bien en el idioma de destino. Por lo general, también hablan con fluidez sus idiomas de origen. La traducción debe ser natural, la mejor traducción es la que no se nota.

Siempre que sea posible, conozca a sus traductores, no sólo a los gestores de proyectos, sino también a los propios traductores, a las personas que realmente traducen sus textos. 

Estoy orgullosa de mantener relaciones estrechas de confianza y duraderas con mis clientes. Vea lo que opinan ellos.

Obtendrá los mejores resultados si desarrolla una relación continua con un traductor o un equipo de traductores. Cuanto más tiempo trabaje con ellos y mejor comprendan su filosofía empresarial, estrategia y productos, más eficaces serán sus textos. 

¿Qué importancia tiene el estilo?

A menudo vemos textos generados por programas de traducción automática o por hablantes inexpertos no nativos. Son buenos para reírse.

Otras veces las traducciones son precisas, técnicamente hablando, pero las frases no fluyen como deberían. El idioma de partida sigue pesando en el orden de las palabras y la fraseología en español. Los calcos saltan a la vista en seguida.

El estilo es vital, especialmente en los textos promocionales para clientes. Los traductores profesionales se distinguen por un estilo elegante e impecable, adaptado a la cultura del idioma de destino, no se notará que se trata de una traducción.

La ortotipografía varía de un idioma a otro

Muchas personas no son conscientes de ello o no lo toman en serio, pero es importante. En alemán, todos los sustantivos se escriben en mayúscula inicial. El francés tiene un espacio entre una palabra y los dos puntos que siguen, y utiliza las comillas latinas: « ». En español y francés, ni los meses ni los días de la semana van en mayúscula.

Los traductores profesionales trabajan hacia su lengua materna

Si desea que su catálogo sea traducido al alemán y al japonés, el trabajo lo realizarán dos profesionales: un hablante nativo de alemán y un hablante nativo de japonés. 

Los traductores profesionales trabajan, casi sin excepción, hacia su lengua materna. Por ejemplo, los hablantes nativos de inglés traducen de idiomas extranjeros al inglés. Esto es muy importante.

Como comprador de traducciones es posible que usted no lo sepa, pero un traductor que no respete esta regla básica es probable que también ignore otras cuestiones importantes de calidad. Yo siempre traduzco a mi idioma materno, el español.

Es cierto que existen excepciones, aunque muy pocas. Si su proveedor afirma ser bilingüe, pida un ejemplo de su trabajo. Si garantiza una buena calidad para su texto, ¿por qué no? Otras veces, un lingüista con experiencia en una materia específica, como la implantología dental, puede aceptar trabajar hacia un idioma extranjero. Pero tenga en cuenta que dichas traducciones deben ser cuidadosamente revisadas —no sólo hojeadas— por un hablante nativo antes de que se utilicen, sobre todo si son para publicarlas.

Las famosas repeticiones

Desde hace muchos años los traductores profesionales, sobre todo los que no se dedican a la traducción literaria —por su enorme variabilidad—, utilizan programas para la traducción asistida, las famosas herramientas CAT (Computer Aided Translation). No confundir con la más reciente MT (Machine Translation), de la que me ocuparé en otra ocasión. 

Con las herramientas CAT no quiere decir que el programa «traduzca solo» —traduce la persona—, sino que divide el texto original en segmentos, y una vez traducido, guarda en una memoria cada segmento junto con su traducción.

Cuando el traductor recibe meses más tarde un texto similar del mismo cliente, lo comparará con los datos guardados en la memoria, y si hay partes repetidas, no las cobrará a su tarifa habitual. El precio estándar en el sector es cobrar solamente el 30 % de la tarifa. 

Además de la ventaja de costes para el cliente y del considerable ahorro de tiempo para el traductor, existe unanimidad en el sector en el sentido de que las herramientas CAT contribuyen a la uniformidad terminológica y a la calidad de las traducciones, aligerando al traductor de la parte más engorrosa de su trabajo para que se concentre en lo importante.

¿Por qué se cobran las repeticiones o 100 % matches? Porque siempre se requiere una revisión y posible adaptación de estos segmentos. Los idiomas no son matemáticas. Una misma frase no se traduce siempre igual, sino que depende de su localización en el texto (de si es un encabezado, un pie de foto, está en una tabla o en una imagen, etc.). 

El traductor traduce todo el discurso, una frase encaja con la anterior y la posterior, y también con el párrafo. Hay un ritmo interno en el lenguaje propio de cada idioma, y esto puede hacer que la misma frase que estaba guardada en la memoria se deba cambiar mínimamente en la nueva traducción para conseguir un resultado natural.

¿Cómo factura un traductor?

Los traductores profesionales cobran las traducciones por palabras o líneas normalizadas (55 caracteres sin espacios) del texto original. De esta manera el cliente tiene un precio cerrado desde el principio. Envíele el texto que haya que traducir o un borrador para que pueda calcularle un presupuesto. 

Si desea un presupuesto sin compromiso, póngase en contacto conmigo.

Otros servicios lingüísticos (como revisiones, correcciones, adaptaciones, introducción de cambios, trabajos terminológicos) se suelen cobrar por hora. Estaré encantada de darle una estimación de horas y fecha de entrega para este tipo de servicios.

Si el texto está en un formato no editable o distinto de Word y no puede contar las palabras fácilmente, remítamelo. Cuento con herramientas específicas para decirle de cuántas palabras se trata para darle un presupuesto y fecha de entrega cerrados.

Normalmente el traductor le facturará después de entregar la traducción. Hay algunas excepciones, como los proyectos muy largos. En estos casos se pueden acordar entregas y facturaciones parciales.

¿Cuánto costará la traducción?

En los servicios de traducción, los precios elevados no son necesariamente una garantía de alta calidad. Pero por debajo de cierto nivel, es poco probable que usted reciba un texto que haga honor a su empresa y a sus productos. 

Si los traductores están ganando poco más que una canguro, es poco probable que le dediquen a su texto la atención que se merece. Tampoco podrán dedicar tiempo cada año a formarse ni a detenerse a investigar, si tienen dudas terminológicas en su proyecto concreto. Sea realista. Este nicho de profesionales se basa en el volumen diario, no en la calidad. 

¿Cuánto tiempo espera que un traductor mal pagado dedique a la elaboración del texto que promocionará su producto o servicio? ¿Cuánto tiempo dedicó su equipo a redactar el original?

Llámeme ahora para obtener un presupuesto sin compromiso o envíeme un correo electrónico a info@dentaltranslation.com 

La terminología y el trabajo terminológico

¿Qué es la terminología? Es el conjunto de términos y designaciones de un área temática concreta. Por tanto, la terminología puede equipararse con el vocabulario técnico.

El trabajo terminológico es el desarrollo, edición, almacenamiento y uso de los términos técnicos. Existen herramientas informáticas para gestionar la terminología de forma racional. Es importante trabajar desde el principio con los métodos, procedimientos y herramientas adecuados. La gestión de la información no puede ser eficiente sin el uso de métodos terminológicos sistemáticos. 

El trabajo terminológico asegura una traducción conceptual correcta. Una base de datos terminológica mantenida sistemáticamente reduce los costes de forma considerable, sólo un glosario bien preparado ahorra al traductor alrededor de un 20 % del tiempo de traducción. 

Los resultados del trabajo terminológico en la empresa y, por tanto, de la confección de una terminología estandarizada propia influyen en todos sus departamentos, y especialmente en la documentación técnica y en la traducción. La consistencia terminológica favorece la estandarización interna, el mantenimiento de la identidad corporativa y hasta la correcta gestión de los artículos en almacén, para evitar confusiones y existencias duplicadas.

Machine translation o traducción automática

La “traducción tradicional” ha dejado de existir desde hace mucho tiempo. Los traductores profesionales (con la excepción de los traductores literarios) vienen utilizando soluciones asistidas por ordenador desde hace décadas para aumentar su eficiencia. Las herramientas de traducción asistida (TAO, traducción asistida por ordenador) e Internet ya han cambiado radicalmente el proceso de traucción y lo han automatizado en parte La traducción automática (o machine translation, MT) es sólo el siguiente paso lógico de desarrollo.
La creciente calidad de la traducción automática es indiscutible. Y tanto el cliente como el traductor desean aumentar la productividad. Pero, ¿puede la MT sustituir al traductor humano profesional?
Como reza el punto 4.1 de la nueva norma ISO 18587, los textos traducidos de forma automática deben ser “comprobados en cuanto a su precisión y comprensibilidad, mejorar la legibilidad y corregir los errores”… así que, no realmente.
Aunque la MT es adecuada para algunos tipos de texto (para textos de marketing, por ejemplo, no se recomienda su uso), por el momento no podrá reemplazar completamente el arte de la traducción humana. Las traducciones automáticas son, por lo tanto, una buena herramienta cuando un texto no tiene que ser perfecto o cuando un traductor humano encarga una revisión posterior (postedición).
Puedo comprobar la idoneidad de su contenido para la MT y enviarle una oferta de preedición (si es necesaria) y postedición. ¡Póngase en contacto conmigo!